Quiénes somos

APOP somos una asociación que se dedica al estudio, investigación y promoción de la salud mental desde la perspectiva de la Psicoterapia Operativa Psicoanalítica y el Grupo Operativo.

Objetivos

W

Potenciar el desarrollo científico y profesional de la psicoterapia operativa psicoanalítica.

W

Apoyar la investigación en psicoterapia operativa psicoanalítica, tanto en sus desarrollos teóricos como en la práctica psicoterapéutica, en los ámbitos individual, grupal e institucional.

W

Difundir entre los profesionales los desarrollos teóricos y la práctica de la psicoterapia operativa psicoanalítica, en los ámbitos individual, grupal e institucional.

W

Establecer foros de discusión y facilitar intercambios de prácticas profesionales y estudios científicos en el campo específico de actuación de la APOP.

W

Realizar publicaciones sobre psicoterapia operativa psicoanalítica.

W

Posibilitar la formación básica en psicoterapia operativa psicoanalítica. Formación que debe posibilitar la acreditación de psicoterapeutas en el campo específico de intervención de la APOP.

W

Incidir desde este Modelo y línea de trabajo, en el fomento de prestaciones de servicios terapéuticos en instituciones sanitarias públicas, concertadas o privadas, y en el favorecimiento de la implantación de estos servicios en todas las instituciones que inciden en la salud y el bienestar de las personas.

W

Promover la formación permanente de todos los miembros.

Miembros fundadores

Armando Bauleo, Nicolás Espiro, Antonio Castilla, Rosa Fernández , César Galán, Eduardo Gallinar, Enrique Galván, Luis García , Marisa García , Amparo González, Marta Hendler, Margarita Lorea, Dolores Lorenzo, Alicia Monserrat, M ª José Nieto, Javier Perea, Teresa Rico , José Antonio Rodríguez , Antonio Sánchez , Diana Sastre, Alicia Tamayo, Fernando Torres, Millagros Viñas, Felipe Vallejo, Carmen Villuendas.

Naturaleza de la asociación

Nuestra concepción nace para enfrentar una problemática asistencial en medio de una conmoción socio-política argentina. Pichon Rivière, en aquella ocasión (1.948) estudia y explicita la labor grupal realizada en un Hospital Psiquiátrico, trazando una línea de intervención grupal que se denominó Grupos Operativos. Los aportes de Bleger, Liberman y Bauleo, pocos años después (inicios de los 60) consolidaron esa línea de intervención. Esto ha sido favorecido por el desarrollo de la Concepción Operativa a la cual contribuimos, que es un desenvolvimiento mayor y en profundidad del entendimiento analítico en áreas determinadas de nuestro quehacer clínico.

En primer término, siguiendo una línea histórica, sería la visión que hoy poseemos sobre la dinámica grupal que permite observar mejor la función analizante del analista (o coordinador) de grupo, la interpretación del latente grupal, los sentidos diversos (o metafóricos) de la finalidad (o tarea) de un grupo, la noción de emergente, etc., elementos que indican los movimientos subjetivos, los juegos fantasmáticos y las vinculaciones psíquicas que están implicadas en el desenvolvimiento de un grupo. Estas elaboraciones en el campo de lo grupal también engloban la clínica del grupo familiar y de la pareja.

Paralelamente a la investigación de la práctica grupal, aquellos autores iniciales establecieron puntos de partida que posibilitaron profundizar ciertos tipos de cuestiones en el campo del análisis de la psicosis, así como en el área del aprendizaje (formación-transmisión).

La articulación de algunos conceptos y prácticas antes enunciados, nos ha posibilitado actualmente participar y contribuir en el difícil campo de la Prevención.